sábado, 17 de junio de 2017

BARBASTRO (HUESCA)

Ya estoy en mi nuevo pueblo de acogida, esta vez en Aragón, en Barbastro (Huesca). Aprovecho para pasear por sus calles y ver sus monumentos, que espero tener tiempo de conocer con más detalle.

 


  

Catedral de la Asunción de Barbastro, uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótico renacentista de Aragón. Construida como colegiata en el siglo XVI sobre el solar de la antigua mezquita Aljama.
 
 

La torre campanario de planta octogonal está separada del conjunto catedralicio, en el lugar donde se situaba el antiguo alminar de la mezquita. 
 
Museo diocesano
 

Plaza de la Constitución, al fondo el Ayuntamiento de Barbastro, en el lateral izquierdo la Casa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y en el derecho el Colegio de los Escolapios.




Plaza del mercado, espacio destinado al comercio donde se situaban y aún hoy se sitúan los puestos de los hortelanos con sus productos, de estructura tradicional de plaza porticada aragonesa. Dentro de esta plaza se encuentra la Capilla de Santa Ana, la Casa Calonge y la casa natal de San José María Escrivá de Balaguer.


En el solar donde se encontraba la casa natal de Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, se levanta hoy un edificio que actualiza las características de la arquitectura renacentista aragonesa, con fachada en ladrillo caravista, galería de arquillos en el piso superior y alero de madera. La construcción es de 1975 y hoy alberga el Centro Cultural Entrearcos. Precioso edificio.


Esta es la casa natal de Lupercio Juan Leonardo y Bartolomé Leonardo de Argensola, escritores del Siglo de Oro español, y del General Ricardos, todos ellos hijos ilustres de la ciudad.
Es una casa señorial, llamado palacio por sus apreciables dimensiones y la dignidad de su presencia, buen ejemplo de la arquitectura civil del Renacimiento aragonés. Comparte la estructura de la fachada de Casa Latorre. Destaca sobre todo el excelente trabajo en el alero de madera, muy volado, que se presenta labrado con decoración de piñas colgantes y abundantes motivos vegetales.
El Palacio de los Hermanos Argensola es hoy en día la Casa de la Cultura de Barbastro, que acoge la Biblioteca Municipal, infantil y la Sala de Exposiciones, y la Escuela Municipal de Música y Danza.

Iglesia de San Francisco
       
Primera impresión: me gusta el pueblo y me gusta la gente, abierta, amable, acogedora...
Anina.

domingo, 11 de junio de 2017

COMIDA CON CARMEN EN EL RESTAURANT TASTA´M (EL MORELL, TARRAGONA)




Toca despedirse de Tarragona, y de mi compi Carmen, y que mejor manera que comiendo juntas en el Restaurant Tasta´m en nuestro pueblo de acogida El Morell. Comimos muy bien, y la compañía inmejorable. Me da penita irme, pero nos veremos pronto.. en Barbastro...
Anina.

viernes, 9 de junio de 2017

COMIDA CON CARMEN EN EL RESTAURANTE EL RACONET DE LA CRIS (LA POBLA DE MAFUMET, TARRAGONA)





Hoy después de currar nos fuimos Carmen y yo a comer al Restaurante El raconet de la Cris, en La Pobla de Mafumet, Carmen ya había estado y le había gustado, y ciertamente se come muy bien.
Anina.

domingo, 4 de junio de 2017

COMIDA CON CARMEN EN EL RESTAURANTE PORTAL 22 (VALLS, TARRAGONA)







Hoy Carmen y yo nos fuimos a Valls, buscando un sitio para comer que no encontramos (jejeje), pero acabamos en el Restaurante Portal 22 y comimos estilo japonés estupendamente bien ¡nos gustó mucho!
Anina.

viernes, 2 de junio de 2017

COMIDA CON CARMEN EN CA VIDAL (PERAFORT, TARRAGONA)


 






Después de currar, mi compañera Carmen me lleva a comer a un pueblecito próximo, Perafort, al Restaurante Ca Vidal, que ella ya conocía y le había gustado mucho. Comimos de lujo, todo riquísimo, el sitio muy bonito, ¡lo pasé genial! gracias Carmen, eres un sol.
Anina.

sábado, 27 de mayo de 2017

TARRAGONA



Hoy aprovecharé para visitar Tarragona, comenzando por un paseo por la Rambla Nova hasta llegar al Balcón del Mediterráneo, desde donde se tienen unas fantásticas vistas del Mare Nostrum, el puerto de Tarragona, la playa del Miracle y el Anfiteatro.


Sigo paseando por las calles, sin saber muy bien hacia donde, y llegó al Parque del anfiteatro (bancales elípticos que evocan la fisonomía del anfiteatro y que muestran diferentes plantas y árboles que se usaban en época romana). 


 

Y llego al Anfiteatro romano, construido en el siglo II y cuyas gradas se construyeron en la roca, y justo al lado del mar. Tenía capacidad para 14.000 espectadores y en su interior se celebraban luchas de gladiadores con fieras y ejecuciones públicas. En el siglo VI se construyó en su interior una basílica visigótica, sobre la cual se levantó la iglesia medieval Santa María del Miracle.


Continúo paseando hasta llegar al Museo Arqueológico, que visité y me gustó mucho.


En frente del museo se encuentra el Pretorio, torre de época romana que alojaba las escaleras que permitían el paso desde la ciudad baja al Foro Provincial. Fue palacio de los resyes de la corona de Aragón y posteriormente prisión. 
No se puede visitar hoy, pero accedo por el interior al Circo Romano.


 
 
 


El circo era el edificio dedicado a las carreras de caballos y carros y se encontraba entre la Vía Augusta y el Foro Provincial. Se le calcula una capacidad para 30.000 espectadores. Es del siglo I y está construido en el medio de la ciudad por lo que tiene unas características arquitectónicas especiales. Es uno de los circos romanos mejor conservados de Occidente y aún se encuentran restos de su estructura ocultos bajo viejos edificios de la ciudad.



 Murallas romanas que rodean el casco antiguo.



  
Casa Sefus

En el siglo I, con la pacificación de la zona, el ejército romano dejó libre la Parte Alta, que se monumentalizó con tres terrazas situadas de forma escalonada. En el nivel medio se situó la plaza del Foro provincial, centro político y administrativo de la provincia tarraconense. Se trataba de una gran plaza porticada, hoy en día ocupada por decenas de casas y calles


 


  

 


 
Visité también la Catedral, dedicada a Santa Tecla, que se empezó a construir en el siglo XII en estilo románico, se siguió en gótico y se consagró en 1331, pero quedó inacabada a causa de la Peste Negra. La fachada, con la gran portalada y el rosetón, es una de las imágenes más emblemáticas de la ciudad. En la visita a la Catedral, está incluida la entrada al Museo Diocesano y el retablo de Santa Tecla. Y también el claustro, que es uno de los conjuntos más remarcables de la plástica románica en Cataluña, que data de finales del siglo XII y principios del XIII. 


 Bóvedas de la calle Mercería, góticas.

 

Esqueixada de bacalao

Solomillo de cerdo con salsa de ciruelas y manzanas

Crema catalana
Después de todas estas visitas, que por cierto ¡me han encantado!, doy un paseo por la Plaza del Ayuntamiento y como en el Restaurant el Pigot ¡muy rico todo!
Un precioso día por una ciudad muy bonita, que me ha dejado un gran sabor de boca!
Anina.